Com a treballadores i treballadors cristians afirmem la dignitat inalienable de les persones i de la classe obrera de tot el món. En aquest camí de recerca de propostes i solucions dignes de la condició humana, volem estendre la mà a tothom des de la nostra opció pels empobrits. Ho volem fer amb la responsabilitat i l’esperança que troben el fonament en Déu i en les persones, dues causes que no es poden separar mai per a qui seguim a Jesucrist.

dilluns, 30 de setembre de 2019

ESGLÉSIA PEL TREBALL DECENT - TRABAJADORAS DEL HOGAR: LA URGENCIA DE UNAS CONDICIONES LABORALES DIGNAS

Tamar Arranz Descalzo | Representante de la iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente. Técnica de Economía Solidaria de Cáritas. Publicado en la revista Ecclesia (pdf)
Para Cáritas, la lucha contra la vulneración de los derechos laborales y la defensa del trabajo decente es una prioridad. Para alcanzar este objetivo, el camino elegido por nuestra Confederación pasa por promover una transformación social vinculada al modelo de economía solidaria, que sitúa en el centro a las personas y la sostenibilidad de la vida.
Se trata de impulsar un cambio necesario que nos permita superar esa realidad de injusticia y desigualdad que afecta a una parte significativa de la población (según el VIII Informe FOESSA, 8,5 millones de personas están en exclusión social, lo que supone 1,2 de millones más que antes de la crisis), especialmente a aquellas personas que sigue sin poder acceder a un empleo o a quienes, a pesar de tener un empleo, no consiguen salir de la pobreza (el 14% de las personas que trabajan están en exclusión social, según el citado Informe).
Esta situación se debe a un mercado laboral caracterizado por la precariedad, la temporalidad y los bajos salarios, que colocan a España entre los países de la Unión Europea con mayor proporción de personas trabajadoras pobres. A esto se une la constatación –con datos obtenidos de un estudio elaborado en 20171 y realizado entre las personas que participan en los programas de Cáritas— de que se está normalizando la vulneración de derechos laborales en sectores como la hostelería, la agricultura y el empleo de hogar, ya de por sí muy precarizados. Esta realidad configura un mercado laboral que no asegura unas condiciones de vida dignas.
De estos sectores, el empleo de hogar, por ser el que cuenta con mayor número de inserciones laborales de personas acompañadas por Cáritas y por la amplia experiencia que tienen sus programas en su intermediación, es uno de los que especialmente más nos preocupa y con el
que existe un mayor compromiso en la lucha por su dignificación.
El empleo de hogar se caracteriza por su feminización, invisibilización, falta de reconocimiento social y unas precarias condiciones de trabajo, a lo que se añade una normalización y constante vulneración de derechos laborales. Entre sus particularidades, encontramos que es un sector que está regulado como una “relación laboral especial”, lo que, en la práctica, supone que no gozan de los mismos derechos que el resto de trabajadores y trabajadoras. Además, se trata de un sector que no está incluido plenamente en el Régimen General de la Seguridad Social y que actualmente se encuentra excluido de determinadas prestaciones, tales como el desempleo y la posibilidad de jubilación anticipada. Junto a ello, al ser una actividad que se realiza en un domicilio particular, un espacio que está considerado como inviolable, el control que se puede ejercer sobre el mismo, principalmente por parte de la Inspección de Trabajo, está bastante limitado, lo que se traduce en una desprotección ante eventuales vulneraciones de derechos.
Es decir, partimos de que el Régimen Especial que regula esta actividad es discriminatorio respecto al Régimen General que regula el resto de trabajos por cuenta ajena, tanto por las condiciones laborales que establece como por la diferencia de acceso a los derechos laborales y a las prestaciones sociales. Esto, unido al hecho de que se trata de un sector feminizado, en el que se realiza una ocupación que tradicionalmente, por la división sexual del trabajo, han cubierto las mujeres de la familia, hace que quienes trabajan en este sector sufran una doble discriminación: la que origina una legislación perjudicial e insuficiente y la motivada por la consideración del trabajo femenino como de segunda categoría. A ello se une el alto porcentaje de trabajo que se realiza dentro de la economía sumergida, lo que coloca a estas trabajadoras en situaciones de mayor opacidad y exclusión.
Por otro lado, al ser una actividad desempeñada mayoritariamente por mujeres migrantes, muchas de ellas en situación administrativa irregular, es esencial destacar el escenario provocado por la intersección de la Ley de extranjería con el Régimen especial de empleadas de hogar, que provoca circunstancias de especial vulnerabilidad al coincidir en unas mismas trabajadoras la discriminación provocada por sus condiciones laborales con la vulneración de sus derechos humanos. Esta situación de irregularidad aboca, además, a las mujeres a trabajar en la economía sumergida durante el tiempo necesario para cumplir el plazo requerido para solicitar el arraigo, un periodo de tiempo durante el cual se encuentran totalmente desprotegidas frente a la vulneración de sus derechos y, por tanto, a la posibilidad de denunciarlo.
Ante esta situación, como plantea la instrucción pastoral Iglesia, Servidora de los pobres, “no podemos callar cuando no se reconocen ni respetan los derechos de las personas”.
Junto al trabajo diario que se realiza a nivel confederal en el acompañamiento a las trabajadoras de hogar, Cáritas desarrolla también desde hace años diversas estrategias de sensibilización e incidencia dirigidas a impulsar la dignificación de este sector, con el objetivo de promover el reconocimiento social y jurídico de una profesión que es esencial para el sostenimiento de las familias y de la sociedad, y, en definitiva, para el sostenimiento de la vida.
Así, ante las elecciones legislativas que se han celebrado este año, Cáritas ha elaborado un documento de propuestas políticas para servir a la transformación de la realidad, con ideas para que las distintas formaciones políticas puedan articular respuestas cercanas, eficaces y de calidad a las necesidades de las personas más vulnerables. Entre estas propuestas destaca la inclusión plena del empleo del hogar en el Régimen General de la Seguridad Social, a través de la cual Cáritas propone realizar los cambios legislativos necesarios para que las personas empleadas en este sector alcancen la plena equiparación de derechos y tengan garantizada una protección social completa, tal y como establece la Ley General de la Seguridad Social.
El RD 1620/2011 de 14 de noviembre por el que se regulaba la relación laboral de carácter especial del servicio del hogar sólo equiparó en parte a este colectivo con respecto al resto de personas trabajadoras, al dejarlo excluido de prestaciones tan importantes como el despido, la protección por desempleo, la posibilidad de jubilación anticipada o las prestaciones para personas en situación de desempleo mayores de 52 años. Este marco legal evidencia una clara discriminación en el reconocimiento de derechos laborales y protección social de estas personas respecto al resto de trabajadores y trabajadoras.
Por tanto, Cáritas insta a establecer las medidas legislativas oportunas que garanticen de manera plena los derechos y protección social de las trabajadoras de este sector laboral, que contemplen, también, la necesidad de introducir mecanismos de control que eviten los abusos y las habituales situaciones de vulneración de derechos.
Asimismo, junto a los cambios legales es igualmente necesario acometer dos cambios más. Por un lado, lograr una distribución justa y digna de los trabajos de hogar y de cuidados, tanto en el ámbito privado, para que realmente haya una corresponsabilidad compartida entre los miembros de la familia, como en el público, ya que dado el alto grado de envejecimiento de nuestra sociedad, es cada vez más acuciante la necesidad de que el Estado asuma su responsabilidad en la prestación de los cuidados y articular sin demora unas políticas públicas que den respuesta a las necesidades de las personas y de toda la sociedad en este ámbito.  Y por otro, es fundamental dignificar esta profesión y colocarla en el lugar que le corresponde, dada la importancia que los trabajos de hogar y de cuidados tienen para el sostenimiento la vida.
En esta lucha por la dignificación del sector y la defensa del derecho a un trabajo decente de las trabajadoras del hogar, Cáritas participa de forma activa en la Iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente, espacio fundamental de un trabajo en red que tiene como objetivo favorecer dinámicas de sensibilización, visibilización y denuncia para que el acceso a un trabajo decente se convierta en una realidad. Para ello, todas las organizaciones que formamos parte de esta Iniciativa venimos reivindicando desde el comienzo de nuestra labor pública de incidencia la necesidad de distribuir de manera justa y digna el empleo, y de fortalecer la importancia social de todos los trabajos de cuidados, tan indispensables para la vida humana.
---

dissabte, 21 de setembre de 2019

UN FUTUR SENSE PRECARIETAT LABORAL - ESGLÉSIA PEL TREBALL DECENT





Amb motiu de la Jornada Mundial pel treball decent la plataforma Església pel Treball Decent ha organitzat una de les xerrades del cicle Els Dilluns dels Drets Humans.

Sota el títol Un futur sense precarietat laboral ens farem ressò del seminari internacional sobre el  futur del treball que la OIT ha dut a terme amb motiu del centenari. La consellera de la OIT a Espanya ens presentarà les línies més destacables del Seminari. I com a contrapunt, des de la realitat més pròxima, tindrem els testimonis de dos col·lectius que representen la realitat de precarietat laboral en dos dels àmbits de treball amb més projecció de futur: la cura de les persones, per l'Asociación de Mujeres Migrantes Diversas; i del treball per plataformes, per Riders x Derechos. Volem dialogar i debatre sobre el futur laboral especialment per a les persones i col·lectius més vulnerables de la societat.

La sessió tindrà lloc el proper 30 de setembre a les 19:00h a la sala d'actes de Cristianisme i Justícia!!

Us hi esperem!!!

divendres, 20 de setembre de 2019

LLEVAT DINS LA PASTA, nou programa de la Pastoral Obrera a Ràdio Estel

Un espai setmanal de 25 minuts per explicar la realitat, les experiències i les vivències a l’entorn de la Pastoral Obrera i el món del treball. Aquesta és la proposta que es concreta en el nou programa setmanal a Ràdio Estel, Llevat dins la pasta, que s’emetrà a partir del proper divendres 20 de setembre a les 17.30 h de la tarda.
El programa, que impulsa el Secretariat interdiocesà de Pastoral Obrera de Catalunya, té com a primer convidat el catedràtic de Política Econòmica de la Universitat de Barcelona Antón Costas, que analitzarà l’empobriment dels joves, les dificultats d’accés al treball i a l’habitatge, el consegüent retard de l’edat d’emancipació.
En el programa conduït per la periodista Àngela Rodríguez també hi haurà espais específics com ara recursos i activitats per ampliar informació sobre els temes abordats o la lectura d’enunciats de la Doctrina Social de l’Església: "Un petit tresor poc conegut i que és el resultat de la reflexió que l’Església ha anat fent des de les realitats humanes i socials on està present, contrastada amb l’Evangeli. Des del programa volem ajudar a donar-ho a conèixer", explica el director del Secretariat interdiocesà de Pastoral Obrera, Pepe Rodado.
El nom del programa Llevat dins la pasta prové "d’una expressió de Jesús, en una de les seves paràboles sobre el Regne de Déu, que podem trobar a l’evangeli de Mateu (13,33) i de Lluc (13,20-21). És també una expressió que defineix una manera de ser en el món: la manera de ser dels laics i laiques cristianes en el món seguint Jesús", aclareix Rodado.
El programa compta amb un equip de producció format per membres de moviments apostòlics especialitzats que formen part de la Pastoral Obrera com ara l’ACO (Acció Catòlica Obrera), la GOAC (Germandat Obrera d’Acció Catòlica), la JOC (Joventut Obrera Cristiana) o el MIJAC (Moviment Infantil i Juvenil d’Acció Catòlica).



dilluns, 16 de setembre de 2019

II FESTIVAL DE MAREES I MOVIMENTS SOCIALS. EN DEFENSA DELS DRETS SOCIALS, LABORALS I ECOLÒGICS NO A LA PRIVATITZACIÓ DELS SERVEIS PÚBLICS





CENTENARI DE LA VAGA HISTÒRICA DELS TREBALLADORS DE LA CANADIENSE I CONQUESTA JORNADA 8 HORES


L'1 d'octubre de 2016 es va celebrar el I Festival de Marees i Moviments Socials al Prat de Llobregat, amb una combinació harmoniosa de actuacions musicals i poètiques al costat de conferències i debats sobre les diverses reivindicacions socials del moment.
En aquest ambient alegre i festiu es van inspirar noves propostes de lluita social, es va enfortir l'agenda social en marxa: contra els pressupostos antisocials de la Generalitat, en suport de la ILP de la Renda Garantida de Ciutadania, en defensa de les pensions, la salut i l'educació públiques, per una ocupació digna, etc.
Des de llavors, diversos episodis de les lluites socials es van succeir a Catalunya i Espanya: la vaga de fam el 20 de desembre de 2016 a defensa de la Renda Garantida de Ciutadania, la gran mobilització estatal de les Marxes de la dignitat pel "pa, treball i sostre" al febrer 2017, la mobilització exemplar de Marea Pensionista i la seva coordinadora estatal en aquests anys en defensa de les pensions públiques, les mobilitzacions impulsades per Marea Blanca i pel moviment ensenyant en defensa de la salut i educació públiques, les lluites de diversos col·lectius socials com l'APE, PAH, Sindicat de llogaters/es, 500x20, PAC contra la pobresa energètica, els desnonaments, pel dret a l'habitatge i contra els abusos en les pujades de preus del lloguer, les iniciatives reivindicatives de la Coordinadora d'assemblees de treballadors/es en atur, l'activitat de la Plataforma del SAD per remunicipalitzar l'atenció domiciliària, la dependència una lluita dign a d'usuaris i treballadores, la mobilització exemplar de les Kell'ys i de RidersxDerechos contra la precarietat laboral, la lluita dels estibadors/es del port de Barcelona, l'extraordinària Vaga del Taxi a Barcelona i Espanya, la massiva mobilització de les dones el passat 8 de març per la igualtat, contra la violència i qualsevol forma d'explotació per motiu de gènere, les iniciatives per municipalitzar  l'aigua a Barcelona, la ILP per rebaixar  les taxes universitàries, la mobilització contra el canvi climàtic, la lluita dels col·lectius immigrants pels seus drets, les recents vagues del personal d'aeroports i ferroviari, la defensa dels drets cívics i per derogar la "Llei Mordassa", i en aquesta última etapa el rebuig frontal a l'agressió neoliberal de la "Llei Aragonés" que pretén privatitzar i mercantilizarlo tot, i liquidar els serveis públics etc.
La unitat d'acció, la persistència en la mobilització, juntament amb la construcció de la solidaritat i l'articulació d'espais de coordinació i suport mutu dels moviments socials han afavorit que moltes d'aquestes lluites hagin obtingut victòries i que es puguin aconseguir nous èxits.
La consciència de l'estreta relació entre el treball digne, les pensions, la salut, educació i serveis públics, etc, fa més necessari que mai enfortir la coordinació dels moviments socials per defensar units el conjunt de drets i revertir les retallades, per impulsar els canvis econòmics i fiscals que ho facin possible, contra el pagament del deute il·legítima, etc., amb més raó davant les previsibles agressions que prepara el sistema capitalista i la Unió Europea neoliberal davant la nova recessió econòmica.
Estan convidats/des a gaudir de la música i a participar en els debats del II Festival de Marees i Moviments socials que tindrà lloc el dissabte 5 d'octubre, des de les 10 hores del matí fins a les 20 hores al Parc de l'Espanya Industrial (Estació Barcelona-Sants).


Entitats convocants II Festival

Activa’t+45, Afectats BB Serveis, Aliança contra la Pobreza Energética, Aigua es Vida, ASESCAT, Asociación Profesional de Geriatría, Asociación Folklórica FECUBE, Assemblea treballadors/es en atur de Barcelona, Assemblea Diversitat Funcional de Barcelona, Assemblea Groga, ATTAC Acordem, co.bas, Comissió Promotora Renda Garantida de Ciutadanía, Coordinadora d’assemblees de treballadors/es en atur de Catalunya, Dones Abolicionistes, Famílies de presos de Catalunya, Federació d'associacions de veïns i veïnes de Barcelona, Frente de lucha feminista, Fridays For Future Barcelona!, Intersindical Alternativa de Catalunya, ILP Universitats, Las Kellys Barcelona, L’Escola, Marea Blanca, Marea Pensionista, Marea TV, Marea de Mareas, Moviment per l’aigua pública i democrática, No+Precariedad, Organització Estibadors del Port de Barcelona, Plataforma afectats per la crisi, Plataforma d'Afectats per la Hipoteca de Barcelona, Plataforma SAD, Plataforma sortir de l’Euro, Pressenza, RidersxDrets, Seminari Itaca d’Educació Critica, Sindicat d’habitatge Casc Antic, Sindicat de llogateres, Telepizza en Lluita, Universitat per la transformación ecològica i social, VAMOS.



E-mail     per     comunicar     noves     adhesions     de     suport     i     participació     a     II    Festival: 

dimarts, 10 de setembre de 2019

EL SINDICALISMO ABORDARÁ LA ECONOMÍA DE LOS CUIDADOS EN LA PRÓXIMA JORNADA MUNDIAL POR EL TRABAJO DECENTE



La Confederación Sindical Internacional (CSI-ITUC) reclama en la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, prevista para el 7 de octubre, que los gobiernos «aumenten la inversión en los cuidados». 
Abraham CanalesHOAC | En una breve nota publicada en su página web, el sindicalismo mundial, que representa a 207 millones de trabajadores y trabajadoras de todo el planeta, prepara la convocatoria de una nueva Jornada Mundial por el Trabajo Decente, centrando su reivindicación en el sector de los cuidados para «fomentar el empleo de mujeres y hombres, aumentar el PIB, afrontar los crecientes desafíos demográficos y superar la arraigada discriminación contra las mujeres en el trabajo y en la sociedad».
Fue en el año 2008, siendo secretario general Guy Ryder, actual director general de la OIT, cuando en el congreso fundacional de la CSI se aprobó poner en marcha una jornada de acción mundial para «fortalecer la lucha internacional por los derechos de los trabajadores y contra la pobreza». Comenzaba un proceso histórico de esta organización internacional de trabajadores y trabajadoras para unificar y comprometer en una acción global muy significativa a 331 centrales sindicales nacionales. Este compromiso por el trabajo decente es compartido por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos, que secundaba además así el llamamiento por una Alianza Global por el Trabajo Decente realizado por san Juan Pablo II (Cf. No os dejéis robar la dignidad)
El trabajo de cuidados en España
El último informe de la OIT El trabajo de cuidados y los trabajadores del cuidado para un futuro con trabajo decente, señala que se generarían un millón de empleos en España atendiendo «los déficits actuales en la prestación de servicios de cuidado y su calidad». El trabajo de cuidados comprende dos tipos de actividades: las actividades de cuidado directo, personal y relacional, como dar de comer a un bebé o cuidar de un familiar enfermo, y las actividades de cuidado indirecto, como cocinar y limpiar.
El cuidado no remunerado es «trabajo» que principalmente realizan las mujeres pero que permanece invisible y no reconocido, tanto es así que en opinión de Manuela Tomei, directora del departamento de Condiciones de Trabajo e Igualdad de la OIT, «en 2018, en España se emplearon 130 millones de horas diarias en trabajo de cuidados no remunerado. Esta cifra equivale a 16 millones de personas trabajando ocho horas al día sin percibir remuneración alguna. España es uno de los países de Europa y Asia Central donde se realiza la mayor parte del trabajo diario de cuidados no remunerado. Si estos servicios se valorarán sobre la base de un salario mínimo por hora, equivaldrían al 14,9 por ciento del PIB del país».
Según esta agencia tripartita de la ONU, España se situará, de aquí al 2030, en el puesto 22 de la clasificación de países con mayores ratios de dependencia de cuidados de personas mayores del mundo, y el puesto 19 de los países de Europa y Asia Central con un 9,1 por ciento. Se prevé que el número de beneficiarios de cuidados en España disminuya de los 10 millones actuales (7 millones de niños y niñas menores de 15 años y 3 millones de personas ancianas) a 8,8 millones (5,6 millones de niños y niñas menores de 15 años y 3,2 millones de personas ancianas). Apostar por una «economía de rostro humano» como puede ser la economía de los cuidados, es una apuesta por el bien común que supone la creación de trabajo decente y el aumento del bienestar social, ambos esenciales en una sociedad decente.
Iglesia por el Trabajo Decente
Por quinto año consecutivo, la iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente (ITD), promovida en España por seis entidades de inspiración católica, se suma, impulsa y convoca alrededor del 7 de octubre, en las diócesis del país, un amplio abanico de gestos, actividades y vigilias que quieren promover y visibilizar la importancia de extender en la sociedad y en la Iglesia la defensa del trabajo decente, una cuestión central en la sociedad y esencial para la vida de millones de personas.
ITD vienen insistiendo en la denuncia de las condiciones laborales y sociales actuales que generan «una sociedad desvinculada, en la que cada vez es más difícil hacernos cargo de los que se quedan atrás», como indica el VIII Informe FOESSA, donde además son cada vez más las personas en situación de vulnerabilidad, entre otros factores, por la mala calidad del empleo. La indecente precariedad estructural se ha convertido una obligada forma de vida para millones de trabajadores y trabajadoras, especialmente entre jóvenes y mujeres.
***
Documentos de interés.